Puertas blindadas vs acorazadas, y grados de seguridad.

¿Qué puerta debo colocar en mi domicilio, una blindada o una acorazada? Esta es una pregunta que se hace mucha gente ante el desconocimiento de sus características y diferencias.

En este post vamos a explicar las características de cada tipo de puerta, y otros aspectos de las puertas en general, para que a la hora de elegir tengas criterio suficiente para tomar una decisión acorde a tus necesidades.

La diferencia entre ambos tipos de puertas es la cantidad de acero que contienen y la seguridad que este le proporciona.

Puerta blindada

Noticia Puertas blindadas vs acorazadas, y grados de seguridad 01

La blindada es una puerta de madera con una o varias láminas de acero en el interior de la hoja para proporcionar mayor resistencia ante ataques. Generalmente incluye refuerzos metálicos también en el marco para proporcionar mayor seguridad a los elementos de cierre.

Puerta acorazada

Noticia Puertas blindadas vs acorazadas, y grados de seguridad 02

Las acorazadas son puertas con la estructura de la hoja y el marco construidos totalmente en acero. En este caso es el exterior el que está compuesto por paneles de diferentes materiales; como el acero o la madera.

Sería lógico pensar que las acorazadas son puertas más seguras que las blindadas, pero no es del todo así.

En realidad la pregunta correcta sería, ¿qué grado de seguridad necesito o quiero para mi domicilio?

Existen varios grados de seguridad, estos están certificados por ensayos realizados a las puertas. No todas las puertas son sometidas a ensayos, por lo que no todas las puertas están certificadas con grados de seguridad. Durante los ensayos de certificación, las puertas son sometidas a varias pruebas, que determinan la vulnerabilidad de la misma, simulando el ataque de un ladrón con diferentes medios y herramientas, midiendo el tiempo que tarda en acceder a un domicilio.

El grado necesario para un hogar dependerá del tipo de vivienda, las características de la zona residencial, de los antecedentes de robos y las preferencias del propietario.

  • Grado II: Para viviendas.
  • Grado III: Para edificios de viviendas de riesgo considerable, villas señoriales y oficinas de edificios industriales.
  • Grado IV: Banca, joyerías, etc.
  • Grado V y VI: Se aplica en plantas nucleares, zonas militares, etc.

A partir del grado II se considera una puerta de seguridad estándar para una vivienda. Existen puertas blindadas de grado III, y puertas acorazadas de grados III, IV e incluso V. Por ello, lo importante es pedir el certificado de grado de seguridad en el momento de la compra, si es la seguridad es un aspecto importante en la elección.

En Cearco somos expertos en seguridad, fabricamos puertas acorazadas con certificado de seguridad de grado III y IV. Nuestra misión es la de proporcionar tranquilidad en la intimidad del interior de la vivienda de nuestros clientes. Queremos proteger a quien nos elige y a los suyos con una barrera ante los que pretenden acceder a tu domicilio sin permiso.

Menú